Tortilla dulce, Reto Tía Alía

Una vez más toca cita mensual con el Reto de la Tía Alía

Y como ya ha ocurrido en alguna otra ocasión, el reto se ha mudado de blog, esta vez al blog de Rosalía Rossgastronomica

A sus manos ha llegado el famoso y tan curioso recetario muy dispuesto a dejarse elegir las dos propuestas para este mes de Mayo

Como ya viene siendo una costumbre para mi, no me he podido resistir a elegir una vez más la receta dulce

Tanto la dulce como la salada eran bien sencillas, sin complicarse mucho

Rosalía nos lo puso muy fácil, eso sí, fácil la receta pero que fuese una muy buena presentación





Y claro, a pesar de que en un principio al leer la propuesta me pareció facilita, debo confesar que no había preparado una tortilla dulce en mi vida

Unas tortitas, unas crepes, incluso me podría pensar hacer unas filloas, típicas de Galicia que se preparan en Carnaval y están de rechupete

Pero la verdad, algo tan sencillo como hacer una tortilla francesa, echarle azúcar y rellenarla con lo que se nos antoje.....pues nunca lo había imaginado!






Así que me puse esta mañana con la receta y en menos de unos minutos , he podido disfrutar de un más que delicioso manjar, diferente y original

Siempre acabo aprendiendo muchas cosas que aunque tradicionales para muchos, muy novedosas para mí, todo un reto, el de la Tía Alía, de verdad





Para esta ocasión, he preparado mi tortilla dulce con salsa de cerezas , rellena de mermelada de higos y acompañada de cerezas y nata

Un lujo y un placer para los sentidos, me he divertido un montón a la hora de preparar esta receta y mucho más a la hora de saborearla.....ummmm



La preparación es muy sencilla, seguimos las instrucciones de la propuesta original  del recetario




Y en lugar de añadir el dulce de grosella , la rellenamos con la mermelada de higos, y adornamos con nata y unas cuantas cerezas

Para decorar podemos preparar una salsa de cerezas muy sencilla que prepararemos en un cazo, cortando unas cuantas cerezas y añadiendo un poco de agua y azúcar.

Despues de llevar a ebullición unos minutos, dejamos que reduzca y se haga  un almíbar